Trastornos neurodesarrollo

Consulta de Alta Resolución en Neuropediatría (CARNeP) para Trastornos del Espectro Autista (TEA) 

4 de noviembre, 2019 | Alfonso Amado

En nuestra clínica vemos niños con sospechas de problemas de comunicación, lenguaje, comportamientos no acordes a su edad… Este tipo de problemas se agrupan bajo algunos nombres: Trastornos del Espectro Autista (TEA), Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), Síndrome de Asperger (SA), etc. Para seros sinceros, no nos encontramos muy cómodos con este tipo de nombres, pero son los más aceptados. Por eso vamos a hablaros de la Consulta de Alta Resolución en Neuropediatría (CARNeP) para Trastornos del Espectro Autista (TEA) .

Uno de las problemas que detectamos en nuestra práctica clínica diaria es la incertidumbre que tienen los padres respecto al problema que pueda tener su hijo. Generalmente oyen opiniones distintas, la mayor parte de las veces opuestas entre sí, y dan muchas vueltas antes de que se empiece a trabajar en el problema. 

En nuestra clínica no nos gusta poner etiquetas a los niños. Pensamos que cada uno es distinto, pero sí creemos que cuando hay un problema, es necesario detectarlo lo más pronto posible para ponerle solución. 

¿Por qué? Porque en los problemas del neurodesarrollo tenemos una “ventana de oportunidad”: un período en el que si actuamos de manera intensiva y precoz, podemos modificar el curso de los acontecimientos. No somos del “ya madurará”, sino del “vamos a arreglar el problema lo antes posible”. 

Con estas premisas hemos intentando crear un “camino” para que las familias que tengan un niño con sospecha de problemas del neurodesarrollo reciban un diagnóstico objetivo, e inicien la intervención en el menor tiempo posible. 

¿Cómo lo organizamos?

  1. Primero realizamos una valoración neuropediátrica. Probablemente ya conozcais a nuestro Neuropediatra, Alfonso Amado, que está acreditado por la Sociedad Española de Neuropediatría (SENEP), y es miembro de la EPNS (European Pediatric Neurology Society). Además, el Dr. Amado realizó su tesis doctoral sobre trastornos del neurodesarrollo y alteraciones genéticas relacionadas, y cuenta con un Máster en Neuropediatría y Trastornos del Neurodesarrollo por la Universidad CEU Cardenal Herrera. En esta valoración recogemos los datos más importantes para orientar todo desde el principio: aplicamos las primeras escalas, exploramos al niño, preguntamos a la familia… y vamos enfocando el caso. 
  2. Posteriormente empezamos la valoración diagnóstica “objetiva”. Esto se realiza a través de las dos pruebas más fiables para detectar este tipo de problemas: ADI-R  y ADOS. Nuestras neuropsicológas (Mónica Varela y Cristina Rodríguez) y nuestra logopeda (Natalia Carro) están formadas en la aplicación de estas pruebas. Tras la valoración, emitirán un informe completo. 
  3. El siguiente paso es revisar estos resultados con la familia, y programar las intervenciones a realizar para solucionar el problema. 

Vamos a intentar conseguir que tengas la tranquilidad de que todo va a ir bien. No queremos una mejoría parcial inicial. Queremos una vida plena, que todo tenga como tiene que ir. Y además, el objetivo es conseguirlo en el futuro de una manera autónoma. ¿Hablamos?