Enfermedades

¿Cómo influyen los videojuegos en la dislexia?

13 de julio, 2015 | Alfonso Amado

Los videojuegos podrían ayudar a las personas con dislexia a mejorar su capacidad de lectura, sugiere un nuevo estudio publicado en Current Biology.

La dislexia, que afecta a entre el 5% y el 10% de las personas, es un trastorno del aprendizaje que provoca problemas con la escritura y la lectura. Los métodos estándar para enseñar a leer podrían ser contraproducentes en los disléxicos, según el estudio.

Los investigadores evaluaron a personas disléxicas, y descubrieron que tienen dificultades para gestionar las imágenes y los sonidos que compiten. “Imagínese que usted está hablando con alguien cuando de repente escucha que alguien menciona su nombre detrás de usted”, planteó la autora del estudio, Vanessa Harrar, de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

“Su atención pasa de la persona con la que está hablando (lo visual) al sonido que tiene detrás”, dijo. “Ese es un ejemplo de un cambio de atención entre los sentidos. Hallamos que cambiar la atención de los estímulos visuales a los auditivos resulta particularmente difícil para los disléxicos, en comparación con los que leen bien”.

Harrar y sus colaboradores postulan que los programas para ayudar a las personas con dislexia quizá deban tener estos hallazgos en cuenta. En los métodos tradicionales para la lectura, las letras primero se ven y luego se escuchan, apuntó.

“Creemos que las personas con dislexia podrían aprender las asociaciones entre las letras y sus sonidos más rápido si primero escuchan el sonido y entonces ven la letra o palabra correspondiente”, planteó Harrar.

Los investigadores también sugirieron que los videojuegos podrían resultar útiles para ayudar a las personas con dislexia a mejorar sus habilidades de lectoescritura. “Proponemos que entrenar a los disléxicos a cambiar la atención rápidamente de los estímulos visuales a los auditivos y en la otra dirección, por ejemplo mediante un videojuego en que la atención cambia de foco de forma constante, podría mejorar la alfabetización”, señaló Harrar.

“Se ha mostrado que los videojuegos de acción mejoran las habilidades de realizar varias tareas de forma simultánea, y también podrían ser beneficiosos para mejorar la velocidad a la que las personas con dislexia cambian la atención de una tarea a otra, o de un sentido a otro”, comentó.